viernes, 6 de enero de 2012

Ciclos

Los ciclos se repiten una y otra vez frente a nuestros ojos, en las cosas que pudieran parecer más insignificantes, invisibles cuando caminamos a nuestros destinos llenos de tecnologías, y comodidades. La flor y el sol se vuelven uno, compartiendo juntos un mismo instante en el mar de la eternidad, nacimiento, vida y muerte en un mismo ser, lo mismo debiéramos tomar como lección: somos materia, somos vida y energía vibrando en el universo en ese instante que jamás regresa y que hemos alcanzado juntos.


Lugar: La pradera eterna del espiral sin fin.
Nikon D5100.

2 comentarios:

Alas rotas dijo...

Que bueno que vueles a las las letras otra vez!

Dave Malleus dijo...

Todavía no vuelvo, sigo sin encontrarlas por estos lares.