martes, 13 de diciembre de 2011

Nuevo destino, Nuevo León

Estaba de paso ese fin de semana, lleno de nervios y dudas porque en pocos días regresaría a estas tierras pero ahora para quedarme a vivir ¿Por cuánto tiempo? No lo sé aún. No sabía casi nada de Monterrey, sólo lo que se escucha en las noticias, que en su mayoría son notas rojas, narcotráfico, y demás, en fin, tenía los nervios de punta, todo sería algo nuevo a partir de que volviera, aquí no tengo familia y del trabajo que haría solo tenía una bella imagen de lo que podría ser. Lo que si tenía era mi cámara, y los ojos maravillados de la enormidad de las montañas, de lo azul de este cielo te hace olvidar todo lo que hay aquí abajo en la tierra, donde están los malos con sus balas escondidos entre la indiferencia, el olvido, y todas sus consecuencias.

Y sin embargo, la belleza de esta tierra está ahí para quien la quiere ver, para quien puede detenerse un segundo y levantar la mirada, y deshacerse de las cadenas a las que nos hemos encadenado, en mi caso, todas mis dudas, y mis temores sobre este nuevo destino, que aún no he terminado de descubrir.








Lugar: Montemorelos, y Santiago, en el estado de Nuevo León, México.

2 comentarios:

Reggis dijo...

Verdah que es bonito mi rancho ?!!!!

Dave Malleus dijo...

Todavia queda pendiente lo de la estanzuela eh! jaja bueno ahorita no por que estan muy feos los días...