jueves, 12 de marzo de 2009

Microuniversos no.2


Buscaba acercarme a una telaraña cuando de pronto la dueña de la casa apareció, una araña de unos 2 milímetros salió a mi encuentro y comenzó a arreglar lo que seguramente se había dañado con mi sola respiración.

Equipo: Sony Alpha 200.

2 comentarios:

Alas rotas dijo...

Epa la primera... apoco no son lindas las arañas... tengo mi colecciòn en casa

Por cierto sabes que te amo?

Dave Malleus dijo...

jaja.. si, también conozco la colección.